Mercedes

Mercedes vive en un lugar muy humilde y que no le pertenece.. Se lo han “prestado” para vivir con sus hijas, a quienes ayuda a sobrevivir gracias a su venta en la calle de fruta y semilla.

A veces lava ropa ajena en el rio. Tiene 57 años de edad y no tiene agua potable ni energía eléctrica. Tiene décadas de no tener su dentadura ya que la perdió cuando era una adolescente.

Ha perdido severamente el hueso de su mandíbula y casi no puede masticar. Para ella recuperar su sonrisa era un sueño inalcanzable.


Publicaciones Similares